miércoles, 23 de junio de 2010

Entrevista a Fernando Signorini, preparador físico de Argentina

Publicada en El País de España.  Les copio un extracto:

"He hablado con muchos de los más emblemáticos de la selección argentina y llegamos a la conclusión de que, con su experiencia, y con la ayuda de un buen médico para casos muy puntuales, cualquiera de ellos sería capaz de entrenarse solos. "¿Entonces para qué es importante el preparador?", les pregunté. Y uno alzó sus dos manos entrelazando los dedos. Para tratar de que el grupo funcione de la mejor manera. Fundamentalmente con una fuerza que no se logra en el gimnasio y que es la fuerza más poderosa que acompaña al ser humano: la fuerza del afecto. Siempre les digo que para poder ayudarlos los tengo que conocerlos. Salvo que seas Gandhi, es muy difícil ayudar a quien no conoces. Y sobre todo, además de conocerlos los tengo que querer porque a una persona querida se la puede ayudar mucho mejor. Para eso uno tiene que tener la capacidad de poder llegarles de una manera tal que ellos puedan sentir afecto y hacer de ese afecto una especie de cobertura que nos ayude a todos a conseguir un título deportivo, y punto."

Y acá va el enlace: http://www.elpais.com/articulo/deportes/Messi/misterio/elpepidep/20100610elpepidep_7/Tes 

3 comentarios:

  1. Coincide con mi impresión de que el punto central de este cuerpo técnico no es la táctica, la preparación física ni la estrategia, no porque dejen todo eso de lado, sino el afecto. Alcanza con ver los abrazos y besos pegajosos del DiezT, y a los jugadores halagados y contentos queriendo despegarselo y él que no afloja.
    Y el recuerdo del profe Echeverría, PF del 86, tan querido por todos sus jugadores.

    ResponderEliminar
  2. salvo que seas gandhi... que raro

    ResponderEliminar
  3. Me parece fenómeno el enfoque. Aunque no termine dando el resultado esperado. Prefiero perder un partido jugando con amigos que ganar un mundial al lado de un tipo que no me banco.

    ResponderEliminar