lunes, 6 de julio de 2009

Final

por Fernando Aíta.

Firmat, Santa Fe. Asado al sol en pleno julio y mangas de remera. El humo es una pantalla; se podría proyectar sobre agua con hielo seco. Cuatro y media, sobremesa rápida, y al Cervantes en bici para ver el segundo tiempo de la final. Pero resulta que está cerrado por decreto municipal. Cerrados el club, el café frente a la plaza, las parrillas. El partido postergado una semana por la repartija de los politiquistas, y amenazado por el estado de sitio de la nueva gripe. Paseo forzado por el pueblo semidesierto. Leo un pasacalle: intervenido quedaría así "Tampone. Corriente remodeladora. PJ". Y una pintada con aerosol y letras de molde en varias esquinas: "Sergio Stampone. Tu oportunidad es el cambio". Pusieron la firma adelante, queda raro, parece que alguien le habla a Sergio. Habría que agregarle: "Si no cambiás, sos boleta".

De vuelta por la ruta, rumbeando hacia la casa algo frustrado, una estación del ACA con signos de movimiento. La zona de sillas y mesas está cercada con una cinta blanca y roja de plástico como la escena de un crimen. En la otra punta los colores vivos del televisor. Van 42'. "¿Lo puedo mirar desde acá?" La cajera alza los hombros como qué sé yo, qué me importa. Ataca Defederico con la bocha al pie, entra al área, gambetea a dos y la cruza desviada. Contra de Vélez: López, en orsai, elude al arquero y define. Todo anulado. Brasenas pita el final a los 47 pero nadie festeja. Recién terminó la primera mitad.

Regreso a la casa, prenderse a la radio. Me entero de que llueve a cántaros, que el primer tiempo se suspendió media hora por granizo, que le anularon mal un gol al Globo, que Monzón le atajó un penal a López. Un gran partido, dos grandes equipos. Perfume de mandarinas. A los cinco del segundo, Golz sale del fondo y llega a definir, pero ataja Montoya. Otra: pase de Pastore, Nieto en orsai, invalidada. El Burrito Martínez responde por el local, define exigido y la tira afuera. Monzón retiene una. Se prepara Larrivey. El Fortín aprieta, a Huracán le cuesta sostenerla. Café casero. Gareca saca uno del fondo para sumar un 9. Cappa manda al Maestrico González a la cancha. Tut-tut-tuuuut. ¿Ya son las cinco y media? Otra copa de vino, a la salud del campeón.

El relator se pone como un loco. Ottamendi la toca con la mano y está amonestado. La mano fue "elocuente". El remate sería muy, muy peligroso. Pero no. Suben Pappa y Zapata por izquierda, y el relato se exalta de tal modo que ya no sé qué creerle. Toranzo para Bolatti, que toca para Pastore, doble pared y Defederico ¡¡¡afueeeraaa!!! Faltan 10'. Salgo otra vez para el ACA.


Escapada de Vélez. Peina López. Larrivey mano a mano con Monzón, que tapa pero queda lesionado. Parece fau al arquero o jugada peligrosa, pero Moralez manda el rebote al fondo de la red. Gol y a llorar a Luján. Por sacarse la camiseta le muestran la segunda amarilla y ve los últimos minutos desde el banco con una banda de colados. Cappa está desecho. Mucha gente en el campo. Tumulto entre los suplentes. Partido otra vez suspendido. Cambio en Vélez. Quedan 8 y el Globito arremete como puede. Pero no le da. Contra de Vélez faltando 1'. Monzón le tapa un mano a mano a Larrivey, se va al córner, se carajean y casi se agarran a ganchos. La hinchada quemera le rompe la cabeza a Sebastián Domínguez de un ¿piedrazo? El partido se destiñe. Más alboroto. Y fin. Vélez campeón.

A Huracán nadie le quita lo bailado. Una pena no poder ratificar todo lo lindo en algo mensurable, en título, en la chapa del trofeo. Y los de Liniers, que fueron un gran equipo, que picardía esta mugre, que tengan que ganar lo que merecen con tanto enchastre. Me llevo un alfajor -no se puede comer en el local-, necesito algo dulce.

3 comentarios:

  1. Hay un valor agregado en no comentar el partido nuevamente; contar el partido es contar lo contado, lo ya visto hasta el cansancio.
    Me gusta esa búsqueda de situar el partido, darle un contexto.

    ResponderEliminar
  2. Gran crónica.
    Fotaza.

    Fede

    ResponderEliminar
  3. Vértigo en el relato, pero hubo tiempo para pasear por el pueblo y tomarse algo. La foto es de una peli de zombies.

    ResponderEliminar