domingo, 1 de junio de 2008

Aburrido televisado, por Alejandro Güerri


Hoy sábado fui a un bar especialmente a ver Racing-Independiente para cubrirlo en este blog. Lo vi con dos amigos, uno me dijo a los ocho del primer tiempo: "Este partido es un cero a cero clavado".

El mozo era de Racing.

Racing e Independiente son dos de los seis grandes del fútbol argentino (sin contar al séptimo, Vélez) y el partido que jugaron fue más aburrido que una oración entre paréntesis. River-Boca aburrió lo mismo.

No sé de dónde sacamos que hoy día nuestro fútbol es bueno. Salvo destellos de jugadores que valen fortuna para el mercado o pibes irreverentes que juegan como les canta el orto, todo el resto es aburridísimo.

El Rolfi Montenegro es buena onda pero da un poco de pena; Sava es directamente triste; Denis y su cresta de dragón dieron pie a: "Mi hermanito dice que los futbolistas van a la peluquería una vez por semana porque el peinado es lo único que los distingue en la cancha".

Toda una novedad el arquero pelado de Racing, un Llop de los tres palos.

¿Qué es esa cagada de llamar derby a un clásico? ¿Artillero al goleador?

Hubo seis o siete situaciones de gol. Un tiro en el travesaño. Un mini quilombo.

Pedimos la cuenta antes de que termine. Eso fue todo.


1 comentario:

  1. Otra muy buena subjetiva. El amigo que preanuncia el 0-0, el mozo de Racing, los cortes de pelo, la situación actual de nuestro fútbol.
    No tengo estadísticas a mano, ni las voy a buscar, pero siento que Independiente-Racing siempre es 1-1 o 0-O. El partido metafísico, aburrido.

    ResponderEliminar