jueves, 2 de abril de 2009

Caída en las alturas

por Fernando Aíta

Detalle de una foto de "¿Qué ves cuando me ves?"

Un triunfo de los humildes.
Diego
, emblema, sufre una derrota récord en las condiciones que fue a defender.
En una bandera verde, amarilla y roja se lee "Aquí vivimos, aquí jugamos".
Me gustaría estar a la altura de La Paz.
Tomar la merca revolucionaria y el escabio local.
Bailar con las hermanas y hermanos de Bolivia.
Pero soy argentino y hoy me afecta.
Es la primera vez que veo a mi equipo perder seis a uno.
Nunca me pasó con Independiente.
Sí adentro de una cancha de papi.
Por un momento parece irreal; después es terrible.
Pura impotencia. Soroche futbolístico.
El tercer gol fue la puñalada sorpresiva: minuto 45.
El 4-1 ultimante. La expulsión, incomprensible.
Todos engualichados por el imán de la pacha.
¿Cuál sería el lado bueno?
Perdimos la valla en cero y el invicto de la era del 10.
Algo menos que perder.
Hay sed de revancha.
Y dos meses de juntar ganas.
No te pongas mal, locura.
No dudés de todo.
Esperá que vuelvan a mover la bocha.

2 comentarios:

  1. Increible el contraste entre esta entrada y la anterior del mismo autor ("Ver para disfrutar"). La ezquizo la plantea el 4-0 vs. el 1-6 y no es para menos.

    Coincido con lo de la revancha. No hay que dramatizar.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo por donde se lo mire (y me quedo corto).
    Ya brindaremos con nuestro escabio local.

    ResponderEliminar