lunes, 16 de marzo de 2009

Chicana

por Fernando Aíta

Venía en el 152 por Cabildo hacia el sur. Cerca de Carranza, el bondi arranca con ímpetu desde una parada pero a los treinta metros empieza a bajar la marcha. Un grupo de chicos que venían de jugar a la pelota le hacían señas de que por favor parara. El chofer frena y uno de los pibes se lanza a toda carrera y sube, agitado. Desde abajo otro le grita: Eh, garca, ¿por qué no corrés así en la cancha?


2 comentarios:

  1. Ajajaja. Genial.

    Bilardo dice que nunca supo de un chorro que haya sido capturado porque se desgarró en la huida.

    ResponderEliminar
  2. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
    es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar