martes, 13 de mayo de 2008

OLIMPO

Sé que Olimpo no es El Olimpo, ese rejunte de seres extraordinarios de la antigüedad. Queda en la gris Bahía Blanca, Argentina, y sus habitantes casi siempre pelean por no descender. Usan una camiseta poco seria parecida a la de Comunicaciones. Juegan en un campo poceado, en un estadio que se llama Rodolfo Carminati (por ahi me falte alguna ene, alguna té). Los jugadores suelen recalar en ese puerto como viejos barcos cansados de todos los mares. A veces tienen más apellido que piernas y pulmones. Todo eso lo sé. Pero cuando veo a Matute Morales y al pelado Martinez poniéndole pelotas exquisitas a Lujambio para que éste defina como sabe, por un segundo siento que la épica de los antiguos dioses revive. Semidioses del fútbol, los saludo. Sigan así, señores. Matute, con tu apodo inigualable y tu pase bochinesco, Josemir Lujambio, con ese nombre de bolerista derretidor de uruguayas, sigan tratando de salvar al pobre fútbol. Y a los dirigentes de Olimpo, que hasta se la jugaron rescatando del olvido a la estatua de Saporiti, y al finado Carminati, y a sus abrigados hinchas: Salud.

Mariano Fiszman

2 comentarios:

  1. Coincido, tal vez porque hace un par de años conocí a un hincha de Olimpo (hasta ahora el único que conozco) y resultó ser un muy buen tipo...también me generó un gran deseo de conocer Bahia Blanca (tal vez una linda fantasía para concretar con la gente de ungolazo).

    ResponderEliminar
  2. PESIMO ESTE BLOG POR DIOS JAJAJAA
    seguro tu intencion era ser el nuevo Ole y no podes juntar guita ni para auspiciar en ole... encima bardeas a toda una ciudad, sos cualquiera. Lo peor es q gastas horas en esta pelotudes al reberendo pedooo.

    ResponderEliminar