lunes, 6 de agosto de 2012

Arranque Inicial


Es raro ver las Olimpíadas y que no esté la selección. ¿Cuándo fue que nos quedamos afuera? ¿Y en qué andan, muchachos? ¿Messi? ¿Kun? ¿Pachorra? ¿Cuánto falta para el Mundial? ¿Para la Copa América? Qué bien me vendría ver a Argentina campeón internacional, me haría momentánea pero duraderamente feliz, y una persona mejor.

Acá, medio que empezó el campeonato. El viernes ganaron el defensor del título, Arsenal (a Unión), y Vélez (3-0 al Bichito). Vi los goles en los entretiempos de la tarde del sábado. En el almuerzo familiar, pispié un rato del renovado Racing vs. Rafaela. Empataron 1-1, y el arquero santafesino me dio la satisfacción de atajarle dos penales a José Sand (que, igual que el Barba Villar, no me caía mal). Después, en casa, enganché el tercero del generoso Quilmes contra un Boca desalmado y zapatero. Estas versiones medio penosas del Xeneixe y la Academia juegan el miércoles la final de la semi-oxidada Copa Argentina. Si en el fútbol primara la lógica, deberían definir desde los doce pasos.

Toda mi expectativa de la fecha para Independiente y Newells, que arrancamos preocupantes los promedios. Los dos con refuerzos numerosos: en la última versión de este partido estuvieron sólo tres jugadores del Rojo (y siete del Tata Martino). A nuestro club vinieron los libres y experimentados: Tula, Morel Rodríguez, el Chapa Zapata, Leguizamón... "Todavía no se conocen", es la excusa. Si se veía patente que el Tecla Farías le gritaba a un tal Rosales: Eh, rojo, rojo, tocá. Ñuls arrancó más peligroso... pero aburridón. Nuestra nueva defensa, con Hilario en el arco, Morel, Tula y Tuzzio, lo suficiente firme para una primera fecha. A Vallés lo titubeó más, como un cien metros con vallas, que alguna se le cae.

El medio, medio flojo: el Chapa y Fredes muy intermitentes (como el espíritu, según Juarroz); Batión, elegante, evoca a Marangoni en ubicación y rubior, y las ganas de ilusionarse con un pasado glorioso, con un arquetipo, encontrar incluso en las sombras el equipo platónico. Me gustaría asistir al nacimiento de algo diferente en este panorama tan previsto. La confianza te la dan dos ganados al hilo. Y es fundamental que entre. Arriba, tabula rasa. Legui, después de salir campeón, vaya a saber en qué anduvo y está volviendo; con el Tecla todavía son como amigos de amigos, algo toscos en el trato, pero cuando afinen, agarrensé. Antes de que termine el primer tiempo, lo mejor del partido sucede en las tribunas, y se murmura en las redes sociales, en los comentarios de la web. Un bajón. Qué lejos queda la pelota.

Durante el entretiempo me entero de todas las cosas que marchan bien en el país. En el almuerzo de mi vieja, hice un breve zapping por los canales del cable. En Fox vi al gobernador Scioli jugando un campeonato de papi fútbol. Con la 9 naranja y el "Daniel" sobre los hombros, marcando y tirando lujos con bizarría. Había algo ¿lynchiano? ¿Fontanarrosarino? Faltaba el relato adulón de Fernandito Niembra. Un hombre que siempre fue un campeón, con su fiel y perra compañera, un tipo que se sobrepuso a todo. A la yeta menemista, al sablazo del destino, al 2001. Y a fuerza de goles buscará imponer la Ley del Talión. Ahí lo vemos a Daniel que la baja ¿con la mano? que la pisa y la cucharea por arriba del arquero, cerca del palo. No quiero soñar que juego contra Scioli a la pelota, ni a nada. Esas ideas locas que el cable te mete en la cabeza.

También tengo una negación con la Tele Digital Abierta. Cuento con una antena (parece una parrilla), y un "deco", que a mi vieja le vinieron con la pensión y no usa. Pero la instalación siempre la postergo, no quiero mirar más tele. Así que agarro los de aire nomás con la telescópica. Me pierdo el 2 y en el 11 suele llover bastante; el 9 y el 13 se alteran cuando pasa el tren; Canal 7 se ve clarito. El fútbol no ha de faltar. El torneo Evita Perón Inicia se llama. Para erradicar la violencia de género entre barras y combatir la trata de botineras y futbolistas. La Evita Capitana de los cien por la igualdad, lujo y toque. Ya llegará el día en que un equipo contrate a una directora técnica, aunque sea para un reality. Por lo pronto, prosperan las comentaristas y noteras, fenómeno saludable dentro del zombiesco periodismo deportivo: ellas no tienen la mala leche de tantos retirados.

Segundo tiempo. Sale Fredes entra Monserrat. No pasa uan. Ñuls aprieta pero no está fino arriba. El Rojo ya va a agarrar "rodaje", ya van a hacer tres pases seguidos para adelante, patear al arco... Esperemos. Sale Rosales entra Benítez, otro de la reserva. Sale Legui y entra Mancuello (¿se parece a Eminem?) que volvió menos joven de Belgrano. No recuerdo en qué orden los cambios. Pero no se notaron demasiado. Suman su cuota de sudor e imprecisón, y ganan una semana más para prepararse. Atrás se la bancaron con Newells de visitante, y tenemos la valla invicta: no está mal de arranque, aunque eso podría augurar un semestre de media inglesa. Será que no me queda otra, pero me ilusiona la mezcla de veteranos con pibes del club, la sabiduría de los senior y la explosión de los canteranos. La próxima somos locales con Vélez y la otra también, pero en cancha de Racing. Cómo da para ir, a ver la cancha completa, sentir el perfume de los porritos, la pólvora de los petardos, el olorcito a patis, abrazarse con desconocidos, y quedar afónico en el canon popular. Qué despegue lindo.

La tarde del domingo volvió River en el Monumental contra su verdugo, el Pirata cordobés (2-1 para Belgrano). Y debutó el no descendido San Lorenzo de Caruso (le ganó 2-1 a San Martín SJ). Me había quedado con ganas de ver fútbol bien jugado, pero me ahorré ambos partidos. Me fui a ver una película tailandesa, rara, lenta y preciosa, sobre un joven birmano con un problema de piel que arranca con dos mujeres de acá para allá, y se van una tarde al río, etc. Tal vez me clavo un rato de Tigre-Estudiantes. Quizás tenga que esperar la próxima fecha. O por ahí falta uno en algún picado y puedo protagonizar mi propia falta de ritmo.


por Fernando Aíta


6 comentarios:

  1. Notable crónica, llena de perlas, blancas y negras.

    ResponderEliminar
  2. Arrancó la cosa. Buen arranque inicial, lindo empuje al blog. Escepticismo y esperanza, al mismo tiempo y no sé quién gana.

    ResponderEliminar
  3. hay como una relacion entre los nombres de la ultimas peliculas de batman y el torneo de argentino de futbol. tal vez para el proximo torneo convenga separarlos en tres y que se llamen asi.

    -Torneo Inicia.
    -El Torneo de la noche
    -El Torneo de la noche asciende.

    fer, vos que sos amigo de Grondona comentale.

    ResponderEliminar
  4. me quedo con "no pasa uan", el "Fontanarrosarino" y el partido de Scioli, bajada con la mano incluida.

    ResponderEliminar
  5. Buena Fer, comparto la preocupación roja y la esperanza inagotable de ver un día a nuestros jugadores dar tres pases seguidos.

    Mientras tanto mando el trailer de un docu que se estrena en estos dias y que pinta bien.

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=k5fiHBzLBKA#!

    Gustavo Laskier

    ResponderEliminar
  6. Gracias por los comentarios.
    Excelente el trailer, Gustavo: quiero ver el documental.

    ResponderEliminar