jueves, 15 de octubre de 2009

Y chupe, chupe, chupe, no deje de chupar...

por Fernando Aíta

Algunas observaciones después de Argentina - Uruguay: 1- Vamos a jugar el Mundial 2010; casi seguro nos toca la Zona de la Muerte. 2- Maradona es más bilardista que Bilardo (cuya aparición con capucha en la boca del túnel refuerza el misticismo de este equipo): arrancamos con cuatro marcadores centrales, Jonás de 4 adelantado, doble 5 Verón y Masche, yendo y viniendo Di María, arriba Higuaín y Messi (inadvertido). 3- Los cambios fueron consecuentes: Monzón por Di María para sumar un 3 a la defensa, Bolatti (otro ingresante que mete el gol de la victoria) por el Pipita para conseguir el triple 5, y Tévez por Messi por nacionalismo. 4- La Selección ganó en el Centenario de Montevideo después de veintipico de años, y suma dos triunfos consecutivos (tres contando el amistoso con Ghana). 5- Jugamos espantosamente (con inteligencia y coraje, se dijo después) contra un rival tan malo como nosotros. 6- Messi no canta el himno ni festeja los goles (que no mete él): no hace falta que gane un partido él solo, pero en 80 minutos podría parar la pelota y dar bien un pase, demostrar que si no tiene sangre por lo menos toma mucho gueitoréi, o hacer un poquito de banco. 7- Los jugadores cantaron contra los periodistas, justo antes de hacer las notas desde el campo de juego: Verón es el modelo de serenidad y juicio, así como Bielsa es el modelo de buen profesional y ciudadano (felicitaciones, Marcelo). 8- El enojo de Diego se interpreta como otro exabrupto del poder del gobierno: se tienden analogías recurrentes entre lo que pasa en "otros ámbitos de la realidad del país" y la Selección Nacional. 9- A los periodistas los seduce la forma fálica de los micrófonos y no tienen capacidad de autocrítica. 10- Ahora parece que habrá tiempo de trabajar con calma para llegar de la mejor forma a la Copa del Mundo, y si Diego mantiene su relación tan fluída con ese misterioso sujeto apodado El Barba, tenemos chances de llegar muy lejos.


Mural en Bv. Oroño a la entrada de Rosario.

3 comentarios:

  1. te faltó hablar del factótum verdadero de toda esta hazaña: Alejandro Macusso (?), el amigo del Dié.

    ResponderEliminar
  2. Daniel dice:
    ¿El Barba no será El Checho Batista?

    11- El gol fue igual que el de Palermo contra Uruguay (se ve que es una jugada que practican en la semana): Patear al bulto a ver que pasa, a ver si alguno pesca el rebote, fútbol geitoreid.

    ResponderEliminar
  3. Conmovedor el abrazo/mordaza que intentó Bilardo al finalizar el partido. Yo creí que le iba a meter un chupón para que Diego no hablara.

    El barba no es Fidel?

    Me$$i, ya sabemos que por la plata baila el mono. Pero se te nota.

    Hilario.

    ResponderEliminar