lunes, 27 de octubre de 2008

Vamos los pibes 2

por Mariano Fiszman.

El primer tiempo se jugo casi entero en el campo de los del gimnasio de Costa Rica. Prácticamente alrededor de su área. Los del gimnasio de Costa Rica con Matías al arco que no le gusta agarrarla con la mano y despeja todo con el pie en la línea, Lucas de River abajo, en el borde del área incluso en los córners a favor aunque el padre le grita que suba, Franquito el hermano de Julián en todas partes, Leandro, Facundo e Iker en ninguna, y Lucas de Boca arrancando como una saeta rubia en mitad de cancha para intentar algún contragolpe. Matías y Lucas de River, los dos más grandotes, hacen los laterales. Lucas de River rechazó de cabeza en un lateral de ellos. En un momento el referí lo advirtió a Facundo porque le pegó una rosca a uno. Facundo se encogió de hombros y dijo que el otro le había dado una patada. Increíblemente, los otros no pudieron embocarla. Desaprovecharon varios goles a favor. Hubo muchos uhhhh.
En el segundo tiempo, Lucas de River entró al arco y Matías salió al medio y los del gimnasio de Costa Rica empezaron a poder cruzar la mitad de la cancha. También ganaron seguridad en el arco. Franquito firme abajo y todos los enanos deambulando, todos atrás de la pelota con las camisetas tapándoles las rodillas. Fueron entrando otro Lucas más, Mariano y Juani. La idea de Ariel el técnico es que jueguen todos. En el cambio de arquero entre Lucas de River y Franquito se durmieron. Franquito sacó corto con la mano, Lucas estaba dado vuelta y la agarró uno de los otros en la línea del área y la metió abajo, al lado del palo. Cero uno abajo, Matías agarró un rebote pasando mitad de cancha y metió un derechazo cruzado al palo izquierdo de puntín inatajable. Los últimos minutos fueron vibrantes. El público inquieto contra la pared entraba en la cancha para seguir las jugadas de peligro. Los abuelos y una abuela se reían y se agarraban la cabeza. Los padres daban indicaciones tácticas y las madres gritaban los nombres de los jugadores. Hubo pelotas que se fueron cerca y muchos más uhhhh. Hubo un tiro libre que Lucas misteriosamente de cara al córner se lo tocó de taco a Matías y pasó al lado del primer palo. En otra, después de una sucesión de rebotes en el arquero de ellos, Lucas de Boca tuvo su premio a la perseverancia goleadora. Le quedó mansa a un metro del arco vacío y rompió la red. Se desató una alegría increíble. Faltaba un minuto. Para los otros entraron dos jugadores más y no salió ninguno. Uno rubio jugó llorando hasta que el referí pitó el final. Lucas de River no se quedó para la foto porque se le había hecho tarde para ir a Plástica.
Resultado final: los del gimnasio de Costa Rica 2- los otros 1. Técnicos: Ariel y un gordito rubio. Partido jugado el sábado a las diez y media de la mañana en Costa Rica entre Dorrego y Arévalo. Categoría 2000-2001.

2 comentarios:

  1. qué buena saga, Mariano,
    siempre abriendo la cancha,

    Fernando

    ResponderEliminar
  2. Es importantísimo tener un corresponsal atento al semillero. Gracias, Mariano, por tan encomiable tarea.

    ResponderEliminar