viernes, 19 de febrero de 2010

Fútbol bloguero

1

Me gustaría que este campeonato lo gane Colón. (También deseo –sin angustia– la recuperación con trofeo de River, aunque con Gallardo en cancha cuesta ilusionarse, tanto Passarella Astrada Ortega agota.) El Turco Mohamed es un técnico notable, tiene un estilo único: representa a los nocheros que pisaron fuerte los treinta y están ahí con su gel, sus mechones y su chalina para contarlo. Arma buenos equipos, parece tener buen corazón y declara lo que se le pasa por la cabeza en el momento. La cara de tótem del Bichi Fuertes es una invitación a la simpatía, su cuerpo de robocop indestructible y los goles que sigue metiendo. Maradona podría llevarlo al mundial si viera en él a otro San Palermo. El arquero se ataja todo y pocos tuvieron en los últimos años un sobrenombre tan infantil y tan poco acorde a su personalidad como Pirulo Rivarola. Otros que se lo merecen son los de Independiente y probablemente lo consigan. En plena pretemporada, leí una nota a Gallego donde decía: “Quiero un equipo tan agresivo que cuando esté saludando, ya vaya ganando 1 a 0”.

2

En las vacaciones tuve una revelación: Argentina va a salir campeón del mundo de fútbol en Sudáfrica 2010. Es evidente. Maradona tiene un plan genial que improvisa a cada momento. No puede fallar. Usa los medios para expresarse: lo pinchó a Riquelme para sacarlo del equipo; con “Mascherano + 10” nos avisó que iba a armar un equipo defensivo ­–o que Mascherano más Messi, o Mascherano más él–; así le dijo a la prensa lo que le dijo; así se pelea y se amiga con papá Bilardo. Es un astro en generar noticias y hacer lo que se le canta. Tiene un carisma único y busca generar una mística: la del 86 que se parece más a la del 90.

A propósito, y para cerrar, en la ausencia de mi hogar, un amigo me dejó todos sus Gráficos del 90* menos el de Brasil (que se lo regaló a un brazuca). Les leo los titulares de tapa del primer partido contra Camerún (1 a 0 abajo) y de la semifinal contra Italia (1 a 1, gol del Cani, pasamos por penales):

Sepa por qué fuimos un desastre

Heroico y sublimo triunfo contra Italia

3

El año pasado y este verano.

La porra de Pipo se aleja del banco River para dar lugar al rústico Jefe; el pelado Silva la mete y la mete con el carilindo James y Papelito: Banfield campeón; Basile dirige la mafia de Boca como puede mientra empieza a notarse que murió hace unos meses y que a Abbondacieri le cuesta resignarse al paso del tiempo (¿a quién no, Pato?); nos clasificamos, Maradona hizo quilombo y Diario Popular tituló: Chau, angustia. ¡Hola, Mundial! Y más abajo, en un recuadro: Diego se fue de Boca.

En mi calidad de infiltrado, aproveché las vacaciones en Brasil para comprarme el diario de fútbol de allá: Lance. A Dunga le dan con un caño: dicen que no respeta el estilo de fútbol brazuca, que es más defensivo que la mierda y quieren que llame a Ronaldinho y a Ronaldo. En otra hoja del diario, algunos jugadores del Flamengo (con Adriano a la cabeza) piden postergar una semifinal para vivir a pleno el Carnaval. Y Abreu, con tres goles en un partido, ya es ídolo en el Botafogo, le dicen Loco Abreu.

¡Qué lindo el gol del Keko Villalba en el 3 a 1 a Boca del verano!



* Recomiendo su lectura, sobre todo las entrevistas a Bilardo.



Alejandro Güerri

3 comentarios:

  1. Qué puesta al día vertiginosa:
    1- ¡Aguante El Turco! River y El Rojo, fecha para el olvido.
    2- Que sea cierto.
    3- Carnaval toda la vida.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo. La cara de tótem, notable.
    Con el Diego se puede esperar cualquier cosa, por eso la ilusión.

    Fede

    ResponderEliminar
  3. Escaneate las entrevistas a Bilardo y ponelas. Con su programa de radio no me alcanza.

    ResponderEliminar